Picture
Alejandro Solalinde calificó de hipócritas a las autoridades mexicanas que pidieron abrir las fronteras para inmigrantes sirios. Foto: Pulso
Por Aimee Torres  |  Sinembargo.Mx

Ciudad de México, 13 de septiembre (SinEmbargo/Pulso).– En su visita a San Luis Potosí como parte del Festival Multicultural de Migración “De Paso Pa’l Norte”, el padre Alejandro Solalinde Guerra, dio una entrevista a los medios de comunicación en la que calificó de hipócritas a las autoridades mexicanas que pidieron abrir las fronteras para inmigrantes sirios, pues la ternura que se siente por los niños “blanquitos, güeritos”, deberían sentirla por sus hermanos migrantes más cercanos, en este caso los provenientes de Centroamérica.

Lo que le falta a México es vergüenza, afirmó el activista Solalinde al referirse al acogimiento de refugiados sirios en el país, porque se vio la manera en cómo se rechazó a niños y niñas no acompañados el año pasado, que se pudieron haber acogido con el Programa Especial de Migraciones, sin embargo no lo hizo y la respuesta para los centroamericanos fue policiaca, y ahora se enternecen para apoyar a los sirios.

“Son un faro de luz pero oscuridad en su casa, por qué no les duelen sus hermanos del sur que están más cerca, que son los pobres más próximos de nosotros, son los prójimos, para ellos policías y para los demás asilos”, aseguró Solalinde.

Dijo que recientemente el Instituto Nacional de Migración es cuando más maltrato ha hecho a quienes proceden del sur del continente. Reconoció además la gran labor que se realiza en la Casa del Migrante en la capital potosina, misma que puso como ejemplo a nivel Latinoamérica.
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply